background

En el oriente antioqueño
se encuentra Sonsón,
un pueblito de tierra fría y tonificante enclavado en verdes montañas. Allí ha vivido toda su vida don Anselmo Ocampo, descendiente de uno de los 70 colonos fundadores,  que hacia el año 1800, atraídos por la abundancia del agua y la tranquilidad del paisaje, hicieron de Sonson su tierra prometida.  Desde entonces los Ocampo ha sido trabajadores de estas tierras y conocedores de sus mañas. 

Muchos cultivos ha visto crecer y madurar Anselmo, algunos más afortunados que otros. Sin embargo hace algunos años comenzó a cultivar uchuva, una frutita redonda y amarilla que madura dentro de un capuchón. En un principio  la veía crecer silvestre entre los surcos de café y pronto se dio cuenta de que este fruto no sólo era un acompañante de la recogida de café, sino un cultivo prometedor.

 

Tomó pues su propia hectárea de tierra y cultivó 1.800 semillas, esperó pacientemente 2 meses a la primera germinación, sembró cipreses en los bordes para proteger los retoños del viento, cuidó él mismo de que el cáliz, como le llamó a la cubierta de la fruta, estuviera bien cuidado, pues esa es la clave de una uchuva de calidad, y en la cosecha, se recolectaron manualmente las frutitas, pues como dice Anselmo ¡Hay que cuidar el cáliz!


Desde entonces las uchuvas frescas de don Anselmo van del huerto a las manos de Base Cook empacadas cuidadosamente dentro de su capuchón y puestas en cajas que no cargan más de 22 frutas, pues sabemos que con el paso de los intermediarios la fruta sufre y disminuye su calidad. 


Preferimos ser nosotros quienes directamente las sacamos de su cubierta natural para procesarlas en nuestra planta. Eso hace de nuestras salsas productos de excelente calidad.

   

btn contactenos