background

 

Cuando Base Cook, ya estaba formada como empresa y vendía exitosamente su primera línea de salsas, a Marco, su fundador, y al equipo comercial de la organización, les surgió un viaje de negocios a Cali.

Durante estos días, y entre reuniones, todo el equipo Base Cook, se tomaba la hora del almuerzo para visitar restaurantes de comida típica caleña. En una de estas visitas a la cocina del Valle del Cauca, a Marco se le ocurrió pedir un postre con un ingrediente cuyo nombre le resultaba familiar pero que no recordaba el sabor. El mesero llegó con un plato con una bolita de helado de vainilla con salsa de tamarindo. El sabor le invadió la boca, pues la combinación del dulce del helado se vio opacada por un sabor ácido, muy ácido pero muy rico, que inmediatamente le recordó a su abuela cuando de pequeño hacía jugo de tamarindo.

Hechizado por el sabor, regresó a Medellín a empezar a buscar formas de incluir este sabor en un producto Base Cook. Entre él y su equipo creativo, buscaron cómo traer este fruto a Medellín y luego de unos meses, estaban degustando las primeras fases de lo que ahora son los productos con sabores a tamarindo.

   

btn contactenos